Nacional concluyó su temporada sin lograr la conquista del tricampeonato uruguayo, tras haber perdido puntos a lo largo del torneo.

El Torneo Apertura dio inicio de manera renovada en el tricolor, ya que se veían caras nuevas por todos lados; remarcando que la conducción técnica comenzaría a estar al mando de Alejandro Cappuccio, además de disitintos tipos de fichajes como los de Andrés D’Alessandro y Leandro Fernández, resaltando que en el caso de «el cabezón», el rendimiento fue decepcionante para el público albo, mientras que en el ex Independiente, la situación sería diferente, debido a que reiteradas veces logró «ponerse el equipo al hombro» y goles importantes. A su vez la competición internacional ya estaba en marcha cuando inició el torneo local, donde los bolsos ya estaban entre la espada y la pared, porque era una incógnita si el equipo iba a pasar a los octavos de final de Copa Libertadores o se iría a la Copa Sudamericana, sin embargo Nacional había ganado los últimos dos partidos de la fase de grupos, aunque las combinaciones y resultados anteriores lo obligaron a ir a la segunda competencia Conmebol.

En lo que se refiere a lo que pasaba a nivel local, los dirigidos por Alejandro Cappuccio se encontraban en buena racha de victorias, partiendo que desde la eliminación de la máxima competencia internacional, lograría cuatro triunfos, pero empataría con Boston River y Rentistas, también sería derrotado por Cerro Largo. El 4 de julio se daría un hecho histórico en el Gran Parque Central, indicando que luego de 92 años, el clásico entre Nacional y Peñarol se jugaría en La Blanqueada. En las vísperas del encuentro, se dieron muchas polémicas, arrancando que la noche anterior la selección uruguaya había sido eliminada de la Copa América en manos de Colombia; aunque lo que fue más que noticia, resultó ser la victoria política alba, que terminado el cotejo en Brasilia, hizo gestiones para que sus jugadores Brian Ocampo, Camilo Cándido y Sergio Rochet retornen rápido al Uruguay, y poder estar a la orden. Del otro lado, también había futbolistas en tierras brasileñas, entre ellos Giovanni González y Facundo Torres, que tras el triunfo dirigencial albo tuvieron que volver en la mañana a Montevideo.

El día del partido clásico, en los alrededores del Gran Parque Central había un clima muy especial, remarcando en lo que se refería al calibre de cotejo, momento histórico, pero la parte triste era que por problemas sanitarios a nivel nacional, el mismo fue sin público; también el operativo policial generó sensaciones raras en el barrio La Blanqueada en lo que se refiere a la circulación vehicular o peatonal por la zona. Las horas previas se hicieron contrarreloj en todo el país, y el encuentro parecía ser apagado en ambos equipos, pero de cara al complemento todo cambió, dándose así los minutos de los goles de quienes representaron a Uruguay en la Copa América, como los de Camilo Cándido y Brian Ocampo, concluyéndolo así en triunfo albo por 2-0.

El mes número siete del año parecía comenzar con color de rosas, hasta que de a poco el panorama cambiaría radicalmente, partiendo desde la derrota 3-0 ante Montevideo City Torque, y pocos días después por Copa Sudamericana ante su tradicional rival, los dirigidos por Alejandro Cappuccio mostrarían sus peores momentos futbolísticos, siendo así derrotados 2-1 en el Gran Parque Central; posteriormente en el Estadio Campeón del Siglo el triunfo en cancha fue de Nacional por 1-0 con gol de Guzmán Corujo, pero por goles de visitante los tricolores quedarían eliminados del certamen internacional.

De esta manera tras el pasaje frustrado por competencia Conmebol, el único gran foco del tricolor de cara al final de temporada fue ganar el tricampeonato uruguayo, que en principio los triunfos se iban dando en los albos, sin embargo la derrota 2-0 ante Cerrito en el Estadio Charrúa dejó a los bolsilludos dependiente de los resultados de Plaza Colonia. El Torneo Apertura no se definió en la última fecha, por lo tanto Nacional se encontraba en un momento de tensión, beneficiándolo así al equipo patablanca a jugar ante Wanderers sabiendo ya cual fue resultado del tricolor ante Liverpool (1-0 con gol de Guzmán Corujo). Pese a la victoria en el Gran Parque Central, los dirigidos por Eduardo Espinel se coronaron campeones del primer torneo de la temporada con una fecha de anticipación; esta situación para el conjunto del barrio La Blanqueada, lo llevó a encontrarse en una situación de «plata o plomo», además el Apertura los bolsilludos lo cerraron con derrota 2-0 ante River Plate en el Parque Saroldi, concluyendo así también en el cese de Alejandro Cappuccio.

De cara al Torneo Clausura, Martín Ligüera fue quien asumió el cargo de director técnico, resaltando que anteriormente cumplió esta función, pero fue de manera interina donde salió campeón uruguayo. También el mercado de pases iba a estar bastante movido y polémico por la Avenida 8 de Octubre, haciendo hincapié en que el caso de Emiliano Martínez fue la única venta al exterior, mientras que Gabriel Neves se fue cedido a San Pablo; luego están los casos de búsqueda de rodaje como lo fue en Pablo García (River Plate), Gonzalo Vega (Fénix) y Guillermo Centurión (Villa Española). Renzo Orihuela había sido adquirido anteriormente por el Grupo City, que le cedía al mismo a los tricolores, pero la firma inglesa optó por destinar al oriundo de Nacional a Montevideo City Torque. La polémica la tuvo Guzmán Corujo y su representante Ariel Krasouski al rescindir su contrato para hacer un preacuerdo contractual con Charlotte Football Club de Estados Unidos, siendo este un equipo que jugará la MLS a partir del 2022.

En lo que se refiere a los arribos al complejo deportivo Los Céspedes, es importante resaltar que los jugadores no superaron en su mayoría las expectativas de los bolsos, donde se dieron las llegadas de Diego «Torito» Rodríguez, Diego Polenta, Matías Zunino, Juan Manuel Gutiérrez, Mario Risso y Facundo Píriz. Los mismos se vieron perjudicados alguna vez por distintos tipos de lesiones o decisiones técnicas.

Sobre el mes de setiembre, en Uruguay se iba a dar un suceso muy importante, como lo fue la vuelta del público a los estadios, remarcando así que Nacional había jugado con público por última vez el 12 de marzo del 2020 ante Estudiantes de Mérida en el Gran Parque Central por Copa Libertadores, es decir tuvieron que pasar 548 días (1 año, 5 meses y 26 días).

El Torneo Clausura para los albos comenzaría ante Cerro Largo en el Estadio Raúl Goyenola de Tacuarembó, en donde se veían bastantes puntos atractivos en lo previo al encuentro como lo mencionado anteriormente, la aparición del guardameta ecuatoriano Alexander Domínguez (jugador de selección) en el arachán y que los melenses oficien de local durante lo restante de campeonato en la tierra de Carlos Gardel, a causa de las remodelaciones que habían en el Estadio Ubilla de Melo luego de que a nivel departamental se haya aprobado un fideicomiso. El partido iba demostrando superávits interesantes en el tricolor, en donde Mario Risso parecía marcar jerarquía, agregando también que abrió el marcador, pero minutos más tarde es expulsado con roja directa, resaltando que en el mismo tiro libre Leandro Otormín empató el cotejo. De esta manera el resto de certamen iba a mostrarse muy interesante de cara al final, además en este encuentro se da una situación polémica, la cual fue denunciada por autoridades del fútbol, como lo fueron las indicaciones telefónicas de Daniel Núñez a su asistente técnico de manera telefónica; lo más insólito de esta situación fue que el resultado del fallo se supo más de dos meses después, donde lo ganó la entidad alba.

El campeonato seguía rodando, y lo apasionante que se ponía el mismo era de locos con las tres tablas (Clausura, Anual y Descenso). De esta manera Progreso fue quien se encontraba en una situación compleja en el segundo torneo de temporada, ya que se encontraba en puestos de perder la categoría; el encuentro entre tricolores y gauchos del pantanoso fue otra situación polémica, pero en este caso fue en el rendimiento deportivo, remarcando que los dirigidos por Álvaro Fuerte ganaron 1-0 en el Gran Parque Central, además de que Gonzalo Bergessio comenzaría a pasar una mala racha personal en cuanto a penales y certeza de tiro, aunque lo hecho anteriormente nunca borraría lo que demostró como jugador antes. Posteriormente, los dirigidos por Martín Ligüera tendrían una racha positiva de triunfos, que de alguna manera lo estimularía en las tablas más importantes; sin embargo en este caso en el medio local se pondría a la práctica el refrán «la alegría va por barrios», debido a que los tricolores empezaron a perder puntos importantes y ante rivales directos, como fue el caso de la derrota 1-0 ante Wanderers y el empate 0-0 en el clásico ante Peñarol; también entre medio hubo un empate 2-2 ante Rentistas, siendo estos los primeros causales de que los bolsilludos se compliquen de cara al final.

Poco a poco en el Uruguay se viviría con mucha intensidad y pasión el fútbol local, y no solo en primera división. Las últimas fechas del Torneo Clausura iban a ser muy importantes para varios equipos ya sea por título, clasificación a copas internacionales o descenso, por lo tanto en cancha la situación sería de mucha presión para los miembros de las instituciones. Nacional lograría triunfos importantes ante rivales directos/difíciles como los de Montevideo City Torque, Villa Española y Cerrito, pero la derrota 1-0 ante Deportivo Maldonado en el este del país, pondría cada vez más en riesgo el tricampeonato uruguayo para los albos. Sobre finales de noviembre, nuevamente los dirigidos por Martín Ligüera se jugarían un partido importante ante Liverpool en Belvedere, en el cual es importante remarcar que el no haber asegurado ciertas situaciones de gol, provocó en los bolsilludos una famosa frase del fútbol como lo es «goles errados son goles en contra», tal es así que en la última jugada del partido fueron Maximiliano Cantera y Leandro Fernández quienes no cerraron el partido en el área rival, y de contragolpe con leve empuje de Sebastián «Papelito» Fernández se iban a repartir los puntos sobre los puntos terminales de la Avenida Agraciada.

La última fecha del Campeonato Uruguayo se vivió con muchas incógnitas y expectativas por varios puntos del país, resaltando que se jugaron seis partidos en simultáneo. El correr de partido para los albos fue muy raro y apasionante, debido a que al minuto ya se encontraban abajo en el score, lo que lograría casi de manera asegurada el título del Clausura para Peñarol que se enfrentaba a Sud América; sin embargo ya en el segundo tiempo del partido, las situaciones iban a cambiar ya que los aurinegros estarían empatando con buzones, al mismo tiempo de que los tricolores le ganen a River Plate, esto concluiría en que haya final de desempate del segundo torneo del año y a su vez que la Tabla Anual sea para Nacional; aunque ya sobre los minutos finales Jesús Trindade le arruinaría la tarde al público en La Blanqueada, ya que de esta manera los carboneros obtendrían el título del Torneo Clausura y cosecharían la tabla acumulada, provocando así de esta manera que los bolsilludos pierdan su tricampeonato uruguayo.

Por Valentín Puntigliano

Estudios Centrales en Fútbol Club y hago la cobertura de la selección uruguaya y Nacional para la web de futbolclub.uy.

2 comentarios en «Pequeñas pérdidas que salen caras»
  1. Muy buen artículo, buen resumen. No hay que olvidarse efectivamente que Nacional había tenido un primer medio año relativamente bueno con poca liga.

    Buen resumen.

  2. Why do they want profits to reverse the original site to make
    use of Pirate Proxy unblock? I’ve supplied some working strategies to
    unblock the pirate proxy sites on your system; those methods are tested, proven, and absolutely
    working. Any means you look on all of it these special dances are a
    part of the marriage and bear been in lieu of
    years. Right click on the mouse button to zoom out (look farther away) from the drawing.
    Nobody is one of the crucial awaited movies of 2021.
    The preliminary opinions of Nobody movie are out. We find
    evidence that increased search and studying prices related to piracy drive the effectiveness of blocking
    multiple websites quite than only one primary site.
    They don’t actually find it – no surprises
    there, right? Which has been shut down lately as a result of many people have
    claimed that there have been fakes on the website however not in TorLock’s case since they challenge customers to
    find any false information uploaded by them about downloads
    or the rest related!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *