Athletico Paranaense venció 1-0 a Red Bull Bragantino por la final de Copa Sudamericana disputada en el Estadio Centenario, concretando así su segunda conquista en de este certamen.

El partido comenzó de manera tranquila en el toro rojo, dándole foco al progreso en ofensiva mediante ataque posicional, con claras intenciones de Helinho por izquierda; sin embargo sobre los 13′ los «rubro-negro» cambian su ritmo físico radicalmente, apostando constantemente al ataque lateral por el lado de Nikão o David Terans. De esta manera Red Bull Bragantino se enfocaría en realizar defensas mixtas, las cuales les resultaron útiles, ya que lograban reaccionar paulatinamente para que Athletico Paranaense no meta el gol, sin embargo posteriormente con Renato Kayzer a la cabeza las cosas cambiarían; el golero Santos era el responsable de que se mantenga en cero las cosas en el Estadio Centenario, pero a los 29′ Nikão abre el marcador para los dirigidos por Alberto Valentim. De esta manera el «rubro-negro» comenzaba a dominar el juego enfocándose en dominar la posesión de balón, aunque aproximándose a los 38′ desde la vereda de enfrente con Jadsom como principal factor, se vería la reacción de su equipo de cara al final del primer tiempo, pero el guardameta Santos respondía con solidez.

El complemento dio inicio de manera ofensiva en el toro rojo, haciendo hincapié a la presión que tenían al ser contrarreloj la situación. A modo de aguante, el planteo defensivo del Athletico Paranaense estuvo enfocado en defensas zonales muy estáticas ante la propuesta de ataque posicional rival. Poco después, el partido bajaría su ritmo, demostrando así interés apagado, sin embargo ya aproximándose al final los «rubro-negro» comenzarían a recuperar balones mediante interceptaciones de «pressing», que posteriormente contragolpeando tendían a generar peligro en el arco de Cleiton, pero la poca certeza de tiro mantenía el cotejo 1-0. Los últimos minutos fueron muy imprecisos en Red Bull Bragantino, debido a que no concretaban el último pase donde podrían encontrar hueco de disparo ante la sólida defensa del huracán, aunque sobre los 90+1 tuvieron la oportunidad de empatarlo y llevarlo al alargue, sin embargo la poca falta de certeza y eficacia lo impidió, y la gloria se la llevó Athletico Paranaense en Montevideo, concretando así su segunda conquista de Copa Sudamericana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *