Cerrito venció 1-0 a Villa Española, y prácticamente se salvó del descenso y sigue con esperanzas de meterse en puestos de Sudamericana ya que se colocó a 3 puntos del último clasificado que es River Plate con 37. 

Los de Merecenaro se recuperaron luego de dos derrotas consecutivas frente a Peñarol y Montevideo City Torque. Por otro lado Villa Española juega por culminar el campeonato ya que hace dos jornadas perdió la categoría. Muy mala campaña por los dirigidos de Julio Mozzo que apenas cosecharon 5 puntos en Clausura y 14 en la Anual. 

Cerrito comenzó con todo en el partido y fue un verdadero alivio sobre al arco de enfrente. La primera llegada fue el remate de Flavio Scarone que obligó a la tapada justa de Facundo Silva para evitar el gol. El lateral Mathías Goyeni se proyectó por su banda y también arañó el gol. El goleador Maximilinao Silvera se lamentó del tanto malogrado al rematar apenas desviado.

Luego de tantas ocasiones, el gol del equipo de Marcenaro llegó por decantación. Centro de Perujo que terminó con la perfecta definición de Federico Rodríguez para dale un manto de justicia a lo que venía siendo el trámite del partido.

Villa Española, con la baja por expulsión de Bigote López y sin el DT Julio Mozzo en cancha (dirigió su asistente Javier Méndez), con el paso de los minutos logró salir del asedio rival y comenzó a inquietar el arco custodiado por Kevin Larrea. En la situación más propicia para el Villa, Matías Ferreira logró despejar en la línea con su cabeza para evitar el gol de Pablo Silva y disimular el error del fondo a la salida de sus compañeros.

En el complemento el trámite del partido cambió. Cerrito especuló más con la mínima pero exitosa diferencia y esperó que el rival hiciera el gasto. Villa Española con más ganas que fútbol luchó hasta el final por el gol del empate. Le anularon un gol a la “Perla” Silva tras chequeo del VAR. El pecado de Cerrito fue no asegurarse el partido hasta el pitazo final del juego, por eso terminó con cierto sufrimiento en los 5 minutos que adicionó el juez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *