Deportivo Maldonado venció 1-0 a Nacional de manera agónica en el Campus de Maldonado, complicando así el tricampeonato uruguayo para los tricolores.

El partido comenzó de manera tranquila en los albos, ya que se enfocaban a dominar el partido mediante la posesión de balón, aunque poco después los fernandinos se volcarían en ofensiva de manera posicional generando así peligro de a poco en el arco de Martín Rodríguez. Sobre los 5′, el cotejo estuvo parado 5′ por situación de VAR, la cual fue polémica por mano de Armando Méndez dentro del área, que posteriormente Antonio García decretó que siga todo con normalidad. De esta manera los rojiverdes, vivieron minutos de «hambre de gloria», apostando al ataque rápido por el sector derecho tricolor, siendo este débil. Aproximándose al ecuador del primer tiempo, la intensidad de ambos equipos iba a caer en picada, donde no se mostró certeza en ninguno para concretar el último pase para empujar a la red rival, sin embargo Nacional tuvo la última jugada de la primera parte para abrir el marcador, pero el vertical y Danilo Lerda impidieron que los dirigidos por Martín Ligüera se vayan arriba en el marcador de cara al descanso.

El complemento arrancó apagado en ambos equipos, ya que ninguno arriesgaba en ataque, además de ser muy estáticos; sin embargo poco después Nacional comenzaría a enfocarse en ataque por los laterales, pero la certeza para encontrar a sus delanteros Gonzalo Bergessio y Leandro Fernández no fue positiva. Sobre los 70′, los fernandinos tienen una clara oportunidad de gol, partiendo desde un contraataque forjado por Hernán Toledo, donde Christian Almeida salva al tricolor interceptando el balón con la cabeza, aunque a los pocos minutos se fue expulsado por doble amarilla, condenando así a los albos a un cierre de partido complicado, además de que Martín Ligüera no podía realizar variantes. A modo continuo, fue Joaquín Varela quien abre el marcador a favor de los rojiverdes a los 78′ de cabeza, en donde la defensa bolsilluda perdió todas las marcas. Los minutos finales fueron de mucha intensidad, haciendo hincapié a la situación contrarreloj para los albos teniendo en cuenta a que se le peligraba el tricampeonato uruguayo, y por falta de certeza y eficacia de la visita, el triunfo se quedó en Maldonado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *