Nacional venció 2-0 a Montevideo City Torque en el Estadio Gran Parque Central por la décima fecha del Torneo Clausura, demostrando solidez en su juego.

El partido comenzó de manera serena en los albos, remarcando que su principal foco fue dominar la posesión de balón, sin embargo a los pocos minutos los papeles no serían prósperos ya que los ciudadanos buscaron presionar las salidas rivales. Tiempo más tarde, a los 11′ Gonzalo Bergessio tiene una clara situación de gol, en la cual no tuvo fortuna ya que se estrelló contra el palo, dándole así continuidad a su sequía goleadora, remarcando que no convierte desde el partido ante Sud América en la tercer fecha. Los siguientes instantes de cotejo iban a ser malos en ambos equipos, debido a que se mostró un ritmo lento, del cual ninguno arriesgaba o se proyectaba con intenciones claras en ataque; de esta manera los tricolores buscaban filtrarle balones a Leandro Fernández para desequilibrar la defensa celeste, sin embargo Diego Arismendi se mostraba firme y seguro a la hora de las interceptaciones.

Montevideo City Torque jugaba mejor al fútbol, donde Marcelo Allende de a ratos generaba inquietudes en la segunda línea locataria, pero Mathías Laborda anulaba posteriormente a Sebastián Guerrero cuando recibía el balón. Aproximándose al entretiempo, Andrew Teuten comete una falta innecesaria sobre el sector derecho de Nacional, generándole así una pelota quieta interesante al locatario, la cual Matías Zunino a los 45+1′ se encarga de que sea gol, condenando así a los dirigidos por Román Cuello a cambiar radicalmente su propuesta de cara al segundo tiempo.

El complemento de manera tempranera, era favorable para el tricolor debido que a los 47′ Christian Almeida pone el 2-0 a favor de los albos, generándole así inquietudes y mucha ansiedad a los jugadores de Montevideo City Torque tomando como referencia el estar abajo en el marcador en el Gran Parque Central. De esta manera los ciudadanos intentaban tener una faceta ofensiva, la cual no les era próspera ya que la definición no era certera bajo ninguna circunstancia. La ineficacia de la visita, le dio mucha tranquilidad a los dirigidos por Martín Ligüera que gozaban de buen fútbol apostando al dominio de partido mediante posesión, aunque los celestes se enfocaron en presionar las salidas rivales para encontrar el pase fallido, el triunfo de Nacional de a poco se convertía en hecho, concluyéndose con el score 2-0.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *