Peñarol compitió, luchó y tuvo oportunidades en el primer tiempo pero falló en ambas áreas y fue eliminado por un Paranaense que no brilló pero tuvo el «molde copero» y le ganó 2-0.

Mauricio Larriera ideó un planteo ofensivo y logró dominar los primeros 45 parándose desde el inicio en campo rival. En ese tramo el carbonero hizo los merecimientos pero incluso falló un penal y no cortó una contra de David Terans, el resultado 0-1 abajo por golazo de Nikao.

Conforme pasaron los minutos el golpe de ese esfuerzo, no haber aprovechado las chances y de la obligación de convertir al menos dos goles pesaron notoriamente.

Ya en segundo tiempo el manya careció totalmente de ideas, tiró muchos pelotazos frontales buscando a Nahuelpán y con algunos cambios inentendible como quitar al Canario Álvarez y Torres empezó a cerrar las pocas chances que le quedaban. El segundo gol brasileño sobre el final fue simplemente ponerle la rúbrica.

Terminado el torneo para el manya queda hacer el balance y pese a la frustración es muy positivo.

La campaña tiene tintes históricos por eliminar a su clásico rival y por volver a competir, a hacer creer y soñar a todos sus hinchas luego de muchos años. Por éste camino, el futuro puede ser muy positivo.

Por Iván Antúnez

Vergarense, periodista y futbolero enfermizo. Actualmente integrante del equipo de @futbolclubuy e @infoTNU. Antes en @RadioUruguayuy

Un comentario en «NO LE ALCANZÓ»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *