Progreso venció 1-0 a Nacional en el Gran Parque Central con un clima tendencioso a primavera, donde luego de 556 días el público volvió a las tribunas en este recinto.

El partido comenzó con intensidad ofensiva en la visita, ya que desde el saque inicial las triangulaciones por el sector de Ángelo Gabrielli fueron el foco para aproximarse al arco de Sergio Rochet, que sobre el primer tercio de primera parte los gauchos del pantanoso lograban generar peligro, aunque el guardameta oriundo de Danubio respondía sólidamente. Pocos minutos más tarde, los tricolores empezaban a proyectarse en ofensiva por el sector de Brian Ocampo, sin embargo la zaga de Progreso anulaba a Gonzalo Bergessio.

Fuera de lo futbolístico, a los 20′ en las tribunas del Gran Parque Central los hinchas le hicieron tributo a Santiago «Morro» García desde los cánticos, además de que el altoparlante del estadio le dedique unas palabras.

Avanzado el partido, Luciano Olaizola se hacía fuerte con los regates sobre Camilo Cándido, que mostró de sus peores versiones siendo jugador de Nacional. Sobre el ecuador del primer tiempo, el nivel de partido iba bajando, teniendo como único destaque en los tricolores las recuperaciones en media cancha de Felipe Carballo. Instantes más tarde el ataque posicional iba ser el foco de los dirigidos por Martín Ligüera, sin embargo sobre líneas finales Bryan Bentaberry le anuló el partido a los delanteros de albos, mostrando mérito para ser el MVP de la tarde.

El complemento daba inicio nuevamente con un visitante con propuestas ofensivas por los laterales, siendo este el mayor déficit tricolor. Progreso tenía a Nacional «entre la espada y la pared», tal es así que a los 56′ Gastón Colmán abre el marcador para los gauchos del pantanoso, que de esta manera condenaban a los locatarios a un juego nervioso y poco certero. La visita tuvo como foco el ataque posicional, logrando de a ratos generar peligro en el arco de Sergio Rochet que constantemente respondía sólidamente. Minutos más tarde, a los 74′ Gustavo Tejera decreta penal a favor de los bolsilludos, el cual Rodrigo Formento le ataja a Gonzalo Bergessio. El final de partido se acercaba, y Progreso se mantuvo extremadamente defensivo ante los cambios y propuestas que puso Martín Ligüera; en esos momentos más que nada Bryan Bentaberry volvía a cumplir un rol importante en la defensa visitante, que nuevamente le cerraba los espacios a los delanteros tricolores que no pudieron con el en ninguna circunstancia. De esta manera el triunfo fue 1-0 para los gauchos del pantanoso en el Gran Parque Central.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *