Uruguay venció 1-0 a Ecuador en una noche templada en el Estadio Campeón Del Siglo de manera agónica con gol de Gastón Pereiro.

El partido comenzó mediante juego de toques por parte de Ecuador, que en principio dominaba el partido logrando generar espacios en ofensiva con el ataque rápido, aunque la sólida línea defensiva charrúa anulaba a Michael Estrada y Gonzalo Plata. Tiempo más tarde, los dirigidos por Gustavo Alfaro se iban a enfocar en las defensas «pressing», para encontrar el margen de error opuesto, sin embargo en las primeras líneas no prosperaba debido a que sobre el sector de Nahitan Nández llegaban las ofensivas de Uruguay, pero las defensas en bloque con doblaje anularon al lateral/volante del Cagliari. Sobre el ecuador del primer tiempo el ritmo de partido se apagaría, ya que ninguno encontró dinámica en el ataque, donde hay que remarcar que únicamente Gonzalo Plata era quien tuvo intenciones en Ecuador de generar peligro en el arco de Fernando Muslera. El último tramo de cotejo estuvo enfocado en lo físico, que por el lado de los locatarios el foco estuvo en las paredes entre Nahitan Nández y Giorgian De Arrascaeta para de alguna manera llegar a línea final, pero el cierre en última línea de Piero Hincapié impedía que Uruguay encuentre ángulo de tiro.

El complemento dio inicio con un Gonzalo Plata revulsivo en Ecuador, logrando regatear por instantes a Matías Viña, que luego fue sustituido a los 73′, aunque poco después los dirigidos por Óscar Washington Tabárez mostraron buena dinámica ofensiva generando espacios para poder tirar al arco de Pedro Ortiz, pero la certeza de tiro no fue buena. Sobre el ecuador del segundo tiempo, en media cancha Matías Vecino y Rodrigo Bentancur marcaron jerarquía a la hora de recuperar balones, siendo estos vitales para la celeste que luego se proyectó en ofensiva por el sector de Nahitan Nández, además Uruguay lograba generar peligro a portería rival. Sin embargo el último tercio de partido, hizo que el final sea abierto, ya que fue de constante ida y vuelta; el superávit charrúa estuvo en Federico Valverde que fue revulsivo para el incentivo final de cotejo. Aproximándose al final, luego de una gran jugada colectiva Matías Vecino rompe el arco de la tribuna Gastón Güelfi, pero el VAR anuló el gol por posición adelantada de Maximiliano Gómez. Esta situación hizo que Uruguay sobre el final se incline al ataque, hasta que a los 92′ Gastón Pereiro abre el marcador de manera agónica, logrando así que sea triunfo celeste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *