Con el pasaje de las horas se comienzan a conocer más detalles de los motivos que derivaron en la suspensión del Brasil-Argentina por Eliminatorias y queda claro que todos los involucrados pusieron su granito de arena para que sea un papelón mundial.

Es que lo que iba a ser la «revancha» de la final de la pasada copa América levantada por la albiceleste, terminó a los 4 minutos con el ingreso de funcionarios policiales con orden de deportar a cuatro futbolistas visitantes.

En una previa marcada ademas porque Brasil no contaba con ninguno de sus jugadores de la Premier League y Argentina si, el duelo comenzó a estar en duda de disputa dos horas antes por disposiciones de las autoridades sanitarias que obligaban a Emiliano Martínez, Cristian Romero, Giovanni Lo Celso y Emiliano Buendía a realizar 14 días de cuarentena por venir desde Reino Unido, lo que les impedía jugar el partido.

Horas de versiones cruzadas, Policía en el entorno al hotel y la confirmación de Conmebol de que apoyaba la postura albiceleste y que los futbolistas estaban en condiciones para jugar solo con el test PCR negativo presentado. Con ese panorama los dos equipos saltaron al campo. Lo sucedido después es lamentablemente conocido por todos.

Oficialmente el duelo fue suspendido y el caso elevado a FIFA quien deberá determinar si al retirarse Argentina de la cancha (por negarse a jugar sin 4 futbolistas) pierde los puntos o si el partido se fija en nueva fecha y/o sede.

Tras lo visto quedan muchas dudas; la primera es como pudieron los futbolistas ingresar al Brasil siendo esa la reglamentación vigente. No hablamos de desconocidos en un vuelo a escondidas, era un chárter con estrellas mundiales.

La segunda duda es porqué en caso de detectarse una falsificación de documentos por parte de la delegación argentina, como aducen las autoridades brasileñas, no se actuó para deportar a los futbolistas antes y se esperó a la llegada a la cancha y a que el duelo comenzara. Por último pero no menos importante resta conocer si efectivamente la AFA mintió para que sus futbolistas incumplieran la ley del Brasil y jugaran.

Un cúmulo de preguntas sin resolver que irán ahora al terreno político de FIFA. Ese mismo terreno del que surgieron originalmente todos los problemas, más allá de cuestiones sanitarias.

Por Iván Antúnez

Vergarense, periodista y futbolero enfermizo. Actualmente integrante del equipo de @futbolclubuy e @infoTNU. Antes en @RadioUruguayuy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *