River Plate venció 2-0 a Nacional en una tarde nublada en el Parque Federico Omar Saroldi.

El partido comenzó de manera tranquila, donde los tricolores se plantaron con defensas zonales ante el no próspero ataque posicional al que la dársena quería enfocarse para generar espacios, los cuales Nicolás Marichal anuló. Pocos minutos más tarde, la visita empezaba a proyectarse en ofensiva con juego rápido enfocado en Brian Ocampo partiendo del armado de Emiliano Martínez que mostraba buen partido de a ratos, pero sin embargo la seguridad de Salvador Ichazo no permitía que los albos abran el marcador. Aproximándose al ecuador del primer tiempo, las llegadas a porterías se hacían ver con intenciones interesantes, aunque la puntería del último pase no era la adecuada ante las sólidas defensas de ambos equipos.

Sobre los 29′, Diego Riveiro arbitra penal a favor de Nacional, el cual Gonzalo Bergessio marra ejecutándolo al medio del arco de Salvador Ichazo. De esta manera, las defensas mixtas eran el foco defensivo darsenero, que les resultaba ser exitoso ante posibles contragolpes albos; poco después, sobre el final Matías Arezo abre el marcador con una soberbia definición contra el palo de Sergio Rochet, logrando así irse al entretiempo con buena motivación los dirigidos por Gustavo Díaz.

El complemento dio inicio mediante juego de toques en los tricolores, aunque no resultaron ser prósperos al proyectarse en el ataque, ya que a los 51′ Luciano Boggio pone el 2-0 a favor de River Plate. De esta manera los bolsilludos no iban a encontrar certezas a la hora de proponer, y su nerviosismo se hacía ver cada vez más con su poco nivel de fútbol. Los darseneros apostaban a dominar el cotejo mediante juego de pases, ante un marcador casi cerrados sobre el final del partido, en donde Matías Arezo no daba balón por perdido, para concluir el encuentro en triunfo 2-0 de River Plate ante Nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *