Nacional venció 1-0 a Liverpool en una tarde/noche fresca en el Estadio Gran Parque Central.

El partido comenzó tranquilo en ambos equipos, donde los negriazules se reservaban en la situación física plantándose con defensas zonales. De esta manera los albos buscaron proponer en ofensiva mediante ataque posicional, concluyendo así para que a los 4′ que Guzmán Corujo de cabeza abra el marcador a favor de Nacional que lo estimuló por unos minutos; el nerviosismo en la visita se hacía ver ya que no encontraban solidez a la hora de generar juego, aunque poco después los dirigidos por Jorge Bava tenderían a reaccionar mediante juego de toques de ataque rápido. Los tricolores con sus defensas mixtas lograban contenerse exitosamente en el fondo ante las propuestas de Liverpool, que no resultaban ser prósperas. Los primeros 45′ no resultaron ser atractivos para nadie, donde las llegadas a portería rival eran nulas, implicando así que el complemento ambos equipos cambien sus propuestas radicalmente

La segunda parte daba inicio de manera bastante ofensiva en Nacional, ya que salieron a «comerse la cancha», dándole foco al regate de Brian Ocampo, siendo este irregular cuando se le enfrentó. Poco después la visita reaccionaría abismalmente mediante ataques rápidos, donde Fabricio Díaz y Hernán Figueredo tomarían el timón para de a poco aproximarse al arco de Sergio Rochet que no fue muy exigido en la noche; además los negriazules lograban proyectarse en ofensiva mediante contragolpes, aunque el sólido partido de Guzmán Corujo y Nicolás Marichal en los tricolores demostró superioridad. La intensidad se hacía ver en el partido en ambos equipos, remarcando lo que significaba para ambos equipos la instancia final de campeonato, sin embargo en el ataque ninguno lograba llegar con peligro al arco rival. Minutos más tarde se daría el ingreso de Gabriel Neves en Nacional en lugar de Joaquín Trasante, que le cambiaría el partido a los dirigidos por Alejandro Cappuccio, pero no lo suficiente; de esta manera los albos se organizaron mejor a la hora de las defensas en bloques, aunque Liverpool lograba alarmar a la defensa tricolor de la mano de Federico Martínez, siendo esta sin fortuna. Los minutos finales se dieron con intensidad en la visita, volcando a todo el equipo al área rival, sin embargo la falta de tiempo y certeza negriazul concluyó en que el triunfo fuese para los bolsilludos por 1-0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *