Brasil venció 2-1 a Colombia, en una noche tropical en el Estadio Olímpico Nilton Santos de Río de Janeiro.

El partido comenzó de manera intensa, marcando ritmo en el ataque posicional mediante toques rápidos por parte de los dirigidos por Tité, plantándose así los cafeteros con defensas mixtas, que tendían a tener un equilibrio ante el ausente momento futbolístico colombiano. Aunque enseguida, a los 10′ Luis Díaz abre el marcador para Colombia de tijera, luego de un gran centro de Juan Cuadrado que desatendió las defensas fijas brasileñas. De esta manera Brasil se ponía ofensivo para al menos generar peligro en el arco de David Ospina, que respondía seguro cuando se lo exigía, principalmente en las situaciones de repliegues incompletos de los dirigidos por Reinaldo Rueda; mientras el tiempo corría, el conjunto auriverde vivía crisis ofensiva, donde no lograban conectar pases filtrados ante las defensas zonales que plantaba el oponente. Richarlison aproximándose al final, lograba proponer interés en ataque para Brasil, pero la falta de compañía colectiva no permitió a los brasileros a irse al descanso con el partido empatado.

El complemento daba inicio a un ritmo de pases en la amplitud de cancha, que obligó a Colombia a plantarse con defensas fijas para no desorientarse, donde nuevamente Richarlison se mostró interesante en Brasil que de a poco encaraba buenos minutos para generar peligro en el arco de David Ospina. A los 66′, Neymar marra una clara oportunidad de abrir el marcador, en la que hizo toda la jugaba de manera fenomenal, pero luego de los regates se le escapó el balón que lo obligó a disparar exigido terminando así el balón dando contra el palo vertical. Las defensas mixtas eran el fuerte de los cafeteros, que se encontraban entre la espada y la pared; aunque en lo anímico y futbolístico se mostraban serenos. A los 77′, Roberto Firmino empata el partido de cabeza, siendo esto un estimulante para Brasil de cara al final de partido, donde por momentos se lo veía ansioso de pasar en el marcador; mientras que Colombia se aprovechó de esto para realizar contraataques que no resultaban ser prósperos. El final de partido se acercaba, donde además Nestor Pitana adicionó diez minutos de descuento, y de este modo el cierre de partido era cada vez más abierto; cuando a los 90+9′, Casemiro pone el 2-1 para los brasileños de cabeza, luego de un córner de Neymar excelentemente ejecutado, logrando así que la victoria sea para los dirigidos por Tité en sus tierras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *