Uruguay empató 1-1 ante Chile en su segunda presentación en la Copa América, la celeste mostró otra actitud que ilusiona para los últimos dos partidos

Tabárez metió mano en el equipo y planteó dos cambios con respecto al debut, ingresando Matías Vecino por Lucas Torreira y Giorgian de Arrascaeta en lugar de Rodrigo Bentancur. Uruguay comenzó el encuentro con la idea fija de presionar arriba en campo rival, esa presión surtió efecto al minuto cuando Suárez recuperó en ¾ de cancha y jugó para De Arrascaeta, que remató suave a las manos de Bravo. Los trasandinos manejaron un poco más la pelota en la primera parte del 1° tiempo, mientras que la celeste presionaba alto la salida rival, siendo De Arrascaeta uno de los más activos y movedizos en el ataque charrúa. Llegando a los 25’, Suárez le puso una buena pelota de frente a Cavani, que no pudo controlar del todo bien y la jugada terminó en nada; acto seguido vino un baldazo de agua fría chileno, Vargas combinó muy bien con Brereton y definió cruzado ante la salida de Muslera que nada puso hacer, Chile se ponía en ventaja si haber hecho mucho mérito. Tras la apertura del score por parte del equipo de Lasarte, Uruguay se descontroló mucho y perdió fácilmente balones en mitad de campo, intentando llegar más con impulsos individuales que con triangulaciones colectivas. Nos fuimos 0-1 abajo al descanso, pero en la segunda mitad y con el ingreso de Nahitan Nández el equipo mejoró, mostrando otra actitud para buscar el tanto de la igualdad. La entrada de Facundo Torres terminó de impulsar a la celeste, que se fue arriba con todo en busca del empate, que por suerte llegó a los 64’. El propio Torres ejecutó un gran centro al corazón del área para que la peine Giménez y en el segundo palo la empuje Suárez, aunque oficialmente el gol fue marcado como en contra de Vidal, lo importante es que Uruguay logró empardar las acciones y comenzó a sentirse superior al rival. Esa búsqueda incesante del segundo casi nos cuesta caro a los 79’, cuando tras un mal despeje de Giménez apareció un chileno solo para definir dentro del área chica, por suerte su remate se perdió apenas afuera ante el achique de Muslera. Faltando cinco para el final, ya con todo Uruguay tirado de mitad de cancha hacia adelante, Cavani conectó un gran centro de Viña y la pelota se fue afuera por milímetros ante la mirada de Bravo, se salvó de milagro Chile. En el epílogo seguimos intentando de forma desesperada pero no hubo manera de romper el cerrojo trasandino, fue empate 1-1 en Cuiabá y (a pesar de no ganar) varias buenas sensaciones para el futuro cercano.

FICHA DEL PARTIDO

URUGUAY: Fernando Muslera; Diego Godín, José María Giménez, Matías Viña (85’ Jonathan Rodríguez), Giovanni González (46’ Nahitan Nández); Matías Vecino (81’ Lucas Torreira), Federico Valverde, Nicolás de la Cruz (46’ Martín Cáceres), Giorgian de Arrascaeta (60’ Facundo Torres); Edinson Cavani y Luis Suárez. DT: Óscar Washington Tabárez

CHILE: Claudio Bravo; Gary Medel, Guillermo Maripán (38’ Enzo Roco), Francisco Sierralta; Eugenio Mena, Mauricio Isla, Charles Aránguiz, Erick Pulgar, Arturo Vidal (69’ Tomás Alarcón); Ben Brereton (69’ Luciano Arriagada) y Eduardo Vargas (56’ Jean Meneses). DT: Martín Lasarte

GOLES: 26’ Eduardo Vargas, 66’ Arturo Vidal (en contra)

AMARILLAS: Federico Valverde (13’), Francisco Sierralta (19’)

ROJAS: no hubo

ESTADIO: Arena Pantanal [Cuiabá]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *