Inglaterra y Escocia se midieron hoy por la Eurocopa 2020 en el Estadio Wembley.
Hagamos un viaje en la historia… primero pensemos lo que es el fútbol hoy, el estadio en el que se juega, la vuelta del público a las tribunas con una pandemia que parece estar en la etapa final, transmisiones en vivo a todas partes del mundo, el dinero que mueve, el nivel futbolístico, etc, etc.
Muy bien, ahora nos iremos a un 30 de noviembre del año 1872, hace 149 años. Un combinado de jugadores Ingleses se enfrentaban en representación de la selección Escocesa a los futbolistas del Queen’s Park FC, el equipo escocés más antiguo. Inglaterra se encargó de organizar el partido “hasta el punto de que el árbitro, William Keay, era su tesorero y su presidente uno de los jueces de línea. El otro era el secretario de la Federación inglesa” El País. El partido terminó sin goles y para agregar otro dato pintoresco, todavía no existían los arcos como los conocemos. Dos postes verticales y una cinta uniéndolos a modo de travesaño eran las porterías de la época.

Eurocopa 2020, 18 de Junio de 2021. Bajo agua salieron al campo de juego los jugadores a disputar el encuentro por la segunda fecha del Grupo D. Emoción hasta las lágrimas en hinchas de ambos que cantaron el himno dejando la garganta en Wembley.

El primer tiempo fue empate a 0; hermoso partido. Las dos selecciones funcionaron como equipo, no presentaron caries en ningún sector de la cancha aunque ambos atacaron mejor de la izquierda al centro. Sterling y Dikes los más interesantes de cada lado.
Escocia defendió con superioridad numérica a la que atacaba Inglaterra, y se jugó a muerte cada dividida. Buen planteo del DT Escocés Steve Clarke.
La más clara para Inglaterra, el cabezazo de Stones que dio en el vertical izquierdo; para Escocia, centro pasado de Robertson © para que Stephen O´Donell metiera un derechazo cruzado que Pickford no dejó entrar.

Hubo griterío en el vestuario Ingles en el entretiempo y los de blanco salieron mejor. 4 situaciones de gol y dos córner a favor en los primeros 3 minutos
Buenos minutos de Marshall en el arco escocés.

Lo cierto es que Inglaterra intentó por todos lados, Escocia se sintió acorralado en varias ocasiones del segundo tiempo.
Los escoceses “cuidaron su chacrita” pero generaban peligro al salir. Por menos de un córner no cruzaban la mitad de la cancha.
La más clara del segundo tiempo fue para Escocia que luego de un cabezazo trancado en un tiro de esquina, la pelota quedó boyando y casi la manda a guardar Dikes, el australiano nacionalizado escocés; balón que saca James de cabeza en la línea.

Pisando los 80 minutos, Inglaterra bajó la intensidad y le dio metros a escocia para que salga y queden espacios, pero los ingleses se cansaron y no generaron chances de gol en el final.
El numero 17 Stuart Armstrong entró y con el capitán Robertson de gran partido le dieron aire a Escocia que llegaba y hacía notar las ganas de aprovechar los últimos minutos.

El partido terminó con ambas hinchadas de pie cantando bajo lluvia y al igual que en 1872 fue empate sin goles.

TADEO FABRA

ALINEACIONES:

Inglaterra : Pickford; James, Stones, Mings, Shaw; Phillips, Rice, Mount; Foden (63’ Jack Grealish), Kane (74’ Rashford), Sterling.
Escocia: Marshall, Hanley, McTominay, Tierney, O’Donnell, McGregor, Gilmour (76’ Armstrong) , McGinn, Robertson, Adams (86’ Nisbet), Dykes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *