Paraguay venció 3-1 a Bolivia, en su debut por Copa América en la ciudad de Goiania.

El partido comenzó de manera intensa, con constantes llegadas a ambos arcos; en ellas podemos resaltar que los bolivianos apostaron al contraataque luego de su firme permanencia en bloques defensivos. La selección guaraní tendía a tener intenciones interesantes a la hora de aproximarse al arco de Ruben Cordano, que se mostraba seguro a la hora de la respuesta, implicando así inquietud en los dirigidos por Eduardo Berizzo. Pocos minutos más tarde, el VAR determina penal a favor de Bolivia, donde a los 9′ Erwin Saavedra define de manera sólida para poner al conjunto vestido de verde en ventaja. De esta manera, los bolivianos se plantaron con defensas zonales con muchos hombres en el fondo; impidiendo así la prosperidad ofensiva de Paraguay, que cada vez se mostraba más inseguro e ineficaz a la hora de armar juego. Para contrarrestar el buen momento de los dirigidos por César Farías, los guaraníes se enfocaron en el ataque directo, buscando juego en sus extremos Miguel Almirón/Ángel Romero, logrando así una situación interesante para empatar el partido, en esta oportunidad Diego Haro pita penal a favor de la albirroja, pero sin embargo el VAR corrige decretando que había sido offside, generando así tranquilidad parcial en Bolivia. El partido estando constantemente cortado, condenó a los guaraníes a presionar las salidas, logrando así mejorar su rendimiento en cancha, pese a no encontrar la llave del empate. Aproximándose al entretiempo, a los 45+7′ Jaume Cuéllar se va expulsado con doble amarilla, que a corto/mediano plazo le complicaría los trámites a los dirigidos por César Farías.

El complemento daba inicio mediante ataque posicional en Paraguay, teniendo como principal artillero a Gabriel Ávalos que se mostró ineficaz a la hora de definir. La albirroja dominaba parcialmente el partido, aunque las constantes llegadas al arco boliviano no eran muy prósperas ante la defensa en bloque del conjunto vestido de verde; sin embargo a los 62′ Alejandro Romero Gamarra empata el partido 1-1, estimulando así a su selección de cara a lo restante, resaltando que se encontraban con un jugador más en cancha. Casi enseguida, a los 65′ Ángel Romero da vuelta el partido, logrando anular de a poco a los dirigidos por César Farías; de esta manera la albirroja gozaba del juego de pases en toda la amplitud de campo de juego, condenando así de a poco a Bolivia a la derrota, que cada vez jugaba peor sin lograr revertir su mal momento deportivo. Tal es así que a los 80′, nuevamente Ángel Romero, los guaraníes sentenciarían de a poco la historia, convirtiéndola en un 3-1; de este modo Paraguay se quedó con el triunfo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *