Uruguay empató 0-0 ante Paraguay, en una noche fresca en el Estadio Centenario por las Eliminatorias de Qatar 2022.

El partido comenzaba de manera intensa en la visita, debido a que salieron «a comerse la cancha» presionando las salidas laterales del equipo celeste; aunque por instantes Uruguay lograba estar mejor en cancha, apostando a juego de pases derivable en ataque posicional, agregando que de esta manera Paraguay marcaba en zona. El partido corría, y el rendimiento de los dirigidos por Óscar Washington Tabárez iba a decaer, además la selección paraguaya lograba contenerse en partido con el fútbol a dos toques, derivando en ataque rápido. En el mal momento de Uruguay, la zaga integrada por José María Giménez y Diego Godín lograba resolver que no haya solidez en el ataque visitante. Poco después Paraguay seguía presionando a la defensa uruguaya, pero Federico Valverde tendía hacer próspero a la celeste en ataque, aunque ni Luis Suárez ni Jonathan Rodríguez lograban concretar el último empujón para ponerse en ventaja.

La segunda parte daba inicio plantándose con defensas zonales por parte de los dirigidos por Óscar Washington Tabárez, que de a poco lograban mejorar su situación futbolística luego de un mal primer tiempo. A los pocos minutos, se daba el ingreso de Lucas Torreira por Matías Vecino que se iba con molestias; y de esta manera el foco defensivo en media cancha se centraba en el fraybentino. El partido continuaba, agregando que el conjunto celeste mejoraba su nivel, logrando así una clara oportunidad por parte de Luis Suárez que se termina yendo por arriba del travesaño; además poco después se da el debut de Facundo Torres en la selección mayor, que le cambió la dinámica y enfoque de partido a Uruguay. El regate y las paredes por banda derecha entre los jugadores de Peñarol (Giovanni González y Facundo Torres), de a poco lograban hacer más prósperas las proyecciones ofensivas, aunque a la hora de definir no se mostró eficaz la selección. Poco después Paraguay con los ingresos de Richard Sánchez y Santiago Arzamendia, encontró rumbo para revertir su mal momento futbolístico, equiparando de a poco la posesión de balón y así ponerse en partido de cara a un final intenso. Sobre el final, Uruguay se aproximaba al arco rival de manera interesante, donde además se puede destacar una jugada polémica de un posible penal, aunque el VAR determinó que no lo fue y concluyó en empate sin goles entre charrúas y guaraníes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *