Con un enorme despliegue del todoterreno N’Golo Kanté, Chelsea superó 1-0 a su coterráneo Manchester City y es campeón de la Champions por segunda vez en su historia.

Sobre las 16:01 el español Mateu Lahoz dio el pitazo inicial y se puso en marcha la finalísima en el Estadio do Dragão de Oporto. El encuentro comenzó parejo, ambos se repartían la tenencia del balón y fue el Chelsea quien tomó la iniciativa en los primeros minutos, a pesar de la presión alta que ejercía el equipo de Guardiola. Por su parte los ‘blues’ esperaban en mitad de cancha para salir a presionar con Kanté como estandarte, siendo esa su principal arma para recuperar la pelota y generar ataques rápidos que complicaron al City. La primera situación del encuentro llegó a los 13’ del primer tiempo, cuando Timo Werner apareció solo en el borde del área chica pero su remate salió débil a las manos de Ederson, que contuvo sin mayores inconvenientes. Tres minutos después, Kanté le ganó en el salto a Rubén Dias y sacó un cabezazo limpio que se perdió afuera, seguía avisando el conjunto de Thomas Tuchel. Sobre los 27’ apareció la primera para el City, cuando Foden quedó de frente al arco con chance de rematar pero fue cerrado de manera soberbia por Rudiger. El equipo ciudadano emparejaba el trámite y se iba arriba, mientras el Chelsea se mantenía bien parado con Kanté marcando duro en el mediocampo. Cuando parecía que nos íbamos al descanso sin goles, tras una buena salida desde el fondo llegó un pase exquisito entre líneas de Mason Mount para Havertz, que eludió a Ederson y la mandó a guardar con el arco libre. Los primeros 45’ culminaron con el Chelsea arriba en el marcador.

La segunda mitad comenzó con el Manchester City teniendo el balón, asumiendo la tenencia del mismo y decidido a igualar las acciones, pero los de Tuchel esperaban firmes y no permitían a su rival acercarse al arco de Mendy. Promediando los 60’, tuvo que retirarse lesionado el belga Kevin de Bruyne con un fuerte golpe en la cabeza que lo dejó desconcertado, ingresó en su lugar Gabriel Jesus. Unos minutos después se dio el ingreso de Fernandinho en los ‘Citizens’, que de todas formas no lograban romper el cerrojo del Chelsea y generar situaciones propicias de gol. A los 67’ pudo haber llegado el empate, cuando Foden trasladó y la abrió para Mahrez, que tiró un centro rastrero al corazón del área para Gundogan pero Azpilicueta cortó justo cuando el volante alemán se disponía a definir debajo del arco. Cinco minutos más tarde fue Pulisic quien tuvo la chance, tras una gran combinación con Havertz, el americano quedó de frente a Ederson pero su remate se fue desviado contra un palo. Sobre el final, con el ingreso de Sergio Agüero, el Manchester intentó por todas las vías el gol de la igualdad pero fue más producto de las ganas y el amor propio que con argumentos futbolísticos. Lahoz levantó sus brazos al cielo e inmediatamente se desató la locura ‘blue’ en suelo portugués, porque el Chelsea vuelve a conquistar la UEFA Champions League luego de nueve años, siendo este su segunda título en la competición.

FICHA DEL PARTIDO

CHELSEA: Edouard Mendy; César Azpilicueta, Thiago Silva, Antonio Rüdiger; Reece James, N’Golo Kanté, Jorginho, Ben Chilwell; Mason Mount, Kai Havertz, Timo Werner. DT: Thomas Tuchel

MANCHESTER CITY: Ederson; Oleksandr Zinchenko, Rúben Dias, John Stones, Kyle Walker; Phil Foden, Ilkay Gündogan, Bernando Silva; Kevin de Bruyne, Raheem Sterling, Riyad Mahrez. DT: Pep Guardiola

Goles: Kai Havertz (42’)

Amarillas: Ilkay Gündogan (34’), Antonio Rüdiger (57’), Gabriel Jesus (88’)

Rojas: no hubo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *