Nacional le ganó 1-0 a Universidad Católica de Chile en una noche fría en el Parque Central, por la quinta fecha de la fase de grupos de Copa Libertadores.

El partido comenzaba de manera particular en los tricolores, ya que hacían uso de juego rápido jugando fútbol de toque, concluyendo en lo que es el ataque posicional. De esta manera los trasandinos se plantaban con defensas zonales, que por momentos no generaba peligro en el arco de Matías Dituro, pero poco después los albos salieron «a comerse la cancha», marcando jerarquía en las defensas «pressing» y ataque rápido para aproximarse al arco de los cruzados; aunque no prosperó con el correr del tiempo. Los dirigidos por Gustavo Poyet empezaban a buscar la ansiedad bolsilluda, haciendo hincapié a su juego de pases en la amplitud campo de juego, que de a poco iban dominando el cotejo en La Blanqueada ante un intrascendente Nacional. Poco tiempo después de contraataque a los 29′, Brian Ocampo pone en ventaja al locatario, tras una soberbia definición contra el palo del golero argentino, Matías Dituro, que cambió radicalmente el partido ya que se empezaba a cortar con frecuencia con faltas. También esto provocó a Universidad Católica a cerrarle espacios a los tricolores, además de inclinar a todo el equipo al ataque previo al entretiempo siendo interesante por momentos, pero la definición fue mala.

El complemento comenzaba de manera intensa en Nacional, apostando a defensas «pressing» por parte de sus delanteros, aparte la visita pasaba por un ineficaz momento de partido donde no lograba contener el ataque tricolor por el lado de Brian Ocampo. Los dirigidos por Alejandro Cappuccio lograban llegar con constancia al arco del equipo trasandino, pero Matías Dituro se mostraba sólido y firme a la hora de impedir el gol de Nacional; de esta manera los cruzados tendían a revertir su juego mediante juego de pases, para luego finalizar con el ataque posicional. Ante esto el conjunto albo se iba a plantar con defensas mixtas, pese a la interesante propuesta de juego que proponía la visita en la que lograba tener trascendencia. Encaminándose el final, Gonzalo Bergessio marra una gran oportunidad en la que los tricolores podrían haber aumentado el score al definir por arriba del golero ante su salida; rumbeando los últimos minutos de partido Alejandro Cappuccio hace el ingreso de Rafael García en lugar de Leandro Fernández, lo que implicaría un cambio defensivo para cerrar la victoria alba. Esta situación provocó que Universidad Católica se incline con todo el equipo a buscar el empate, pero la suerte del gol no estuvo en los 94′ de partido, y el triunfo se quedó para Nacional en su casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *