Nacional empató 4-4 con Atlético Nacional de Medellín, en una noche entretenida y con tendencias a temperaturas más frescas respecto a los últimos tiempos.

El partido por parte del conjunto verdolaga empezaba de manera intensa, usando muchos recursos de fútbol rápido, en los mismo el juego a no más de tres toques, además de cerrar espacios en defensiva mediante defensas mixtas. De esta manera los colombianos abrían el marcador luego de un muy mal retroceso defensivo del tricolor, además el golero Guillermo Centurión cometió un gran error cuando el balón le llega a Jefferson Duque en no salir a cortar ágil y rápidamente el ataque del «verde de la montaña», agregando que en la ejecución del pase al delantero colombiano, los albos perdieron las referencias defensivas, y así Jarlan Barrera concretó su jugada en gol a los 8′. El estilo de fútbol de los dirigidos por Alexandre Guimaraes, tendía a ser de fútbol rápido pero poco después Gonzalo Bergessio se encarga de empatar el partido, luego de un gran desmarque sobre Geisson Perea, que luego logró conectar el balón al arco de Aldair Quintana. Los dirigidos por Alejandro Cappuccio de a poco cambiaban su modelo defensivo, para pasar al «pressing» sobre el armado de juego del medellinense.

Sobre los últimos minutos de primer tiempo, Atlético Nacional buscaba generar peligro en el arco de Nacional apostando al juego de pases y dominio de posesión, que por momentos tendía a pasar en el score, pero el buen cierre de espacios del locatario lo impidió. Próximo a estas situaciones, a los 45+1′, Andres Andrade pone en ventaja al verdolaga, tras varios errores defensivos del equipo tricolor en la jugada, haciendo hincapié a la pérdida de marcas por parte del fondo albo. Aunque al minuto, el argentino Leandro Fernández empata el partido previo al entretiempo, y de esta manera los colombianos sentían el golpe psicológico de recibir el gol más cercano al descanso, que estadística y analíticamente es el más difícil de afrontar en el vestuario.

El complemento iniciaba con una dinámica especial en «el verde de la montaña», tomando como referencia a la amplitud del juego de pases que proponían, pero al poco tiempo, a los 51′ Gonzalo Bergessio pone en ventaja a los dirigidos por Alejandro Cappuccio luego de un gran cabezazo del experimentado delantero cordobés. Con el correr del tiempo Nacional se empezaba a mostrar cada vez más sólido en cancha, y de esta manera generar ansiedad en la visita que apostaban a sus cualidades físicas para presionar las salidas tricolores. A los 64′, Leandro Fernández asiste a Gonzalo Bergessio, que nuevamente de cabeza aumenta el score para el equipo de La Blanqueada. Esto generaba cada vez más inquietud en la visita, tal que Atlético Nacional hacía un cambio ofensivo con el ingreso de Jonathan Álvez en lugar del lateral Yerson Candelo. Y a los pocos minutos con gran generación de espacios, la visita descuenta luego de una mala comunicación defensiva entre Guillermo Centurión y Renzo Orihuela, y quedaba 3-4 el partido en contra de la visita, que de a poco le iba dando más esperanza de empatar el partido. El fútbol rápido a dos toque fue parte de la mayor parte del partido en los dirigidos por Alexandre Guimaraes, para que al poco tiempo Jarlan Barrera empate en 4 el partido en el Parque Central a los 85′, destacando en esta jugada la soltura y soledad con la que definió su segundo gol en la cuenta personal. El final de cotejo se acercaba, y la intensidad de ambos equipos se hacía ver con notoriedad, pero a la hora de la solución final ninguno demostró solidez, y de esta manera fue empate entre verdolagas y tricolores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *