Agustín Álvarez Martínez demostró una vez más estar preparado para ser el 9 de Peñarol y dotó al carbonero de algo que había carecido en la ida contra Cerro Largo, la contundencia. Su renovación es asunto prioritario en el mirasol.

El juvenil se puso al hombro un momento de mucha presión y marcó dos goles para el categórico 4-1 ante Cerro Largo que le da la clasificación en Sudamericana.

Es que al igual que en el duelo de ida el carbonero fue más en buena parte del partido, pero en esta caso estuvo más certero en ataque lo que le permitió no sufrir apremios en el final.

La clasificación mirasol termina siendo justa y demostrando que tiene mucha movilidad y velocidad arriba, aunque sigue pareciendo algo dubitativo en defensa. Allí estará la principal tarea de Larriera, que podrá trabajarla con más tiempo y espalda tras la victoria.

Por Iván Antúnez

Vergarense, periodista y futbolero enfermizo. Actualmente integrante del equipo de @futbolclubuy e @infoTNU. Antes en @RadioUruguayuy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *