O CRAQUE DA CAMISA NOVE

Foto twitter @sudamericana

Digno de un emocionadisimo «foi, foi, foi, foi elee» del relator basileño Silvio Luiz, Enzo Borges metió un cabezazo para el 2-2 ante Peñarol que le da vida al conjunto arachán de cara a la visita al Campéon del Siglo.

Objetivamente el resultado favorece al carbonero en sus chances de clasificar a una nueva fase de la Sudamericana, pero en lo emocional el melense sale fortalecido tras una noche donde parecía eliminado.

Es que hasta los 70 el manya era más y con los goles de Formiliano y Terans ganaba merecidamente. Pero el viento cambio y de ahí en delante las variantes de ambos entrenadores surtieron efecto dispar.

Danielo Nuñez dió ingreso a Mauro Estol (autor del descuento) y a Leandro Onetto, lo que sumado a la mejora en el rendimiento de Gonzalo Machado permitieron al equipo abastecer mejor a Borges.

Por contrapartida Larriera y sus modificaciones frenaron la dinámica de un Peñarol que dominaba y tenia espacios para el tercer tanto. Las salidas de Terans y Gargano le quitaron manejo de balón y ese fútbol más vertical buscado con Schiappacasse tampoco fue efectivo por lo cual empezó a perder más balones y a la postre defender más próximo a Dawson.

Con ésta descripción no es extraño que el artillero arachán terminara teniendo su chance y cuando tiene la bola bien servida dentro del área no perdona. Igualdad y todo a definirse la próxima semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *