El análisis de la fecha

Finalizó la última fecha del Torneo Clausura, y en Fútbol Club analizamos lo que sucedió en la decimoquinta jornada, previo a la definición del Campeonato Uruguayo.

Por Mariano Durán

De manera apasionante acabó el Clausura 2020 este lunes. Los partidos principales y lo más dramático se vivió el domingo, con cuatro encuentros que definían al ganador de la Tabla Anual y al último equipo que acompañaría a Cerro y Danubio en el descenso.

Comenzamos por el duelo entre Deportivo Maldonado y Nacional. El conjunto locatario debía ganar a como de lugar para tratar de ingresar a la Copa Sudamericana, en tanto que la visita debía sumar los mismos o más puntos que Liverpool, que jugaba a la misma hora, para proclamarse campeón anual y asegurar un lugar en la final del Uruguayo frente al negriazul o ante Rentistas.

El albo, con la baja de Armando Méndez a último momento, tuvo el buen debut de Nicolás Marichal en la zaga, y pese a no mostrar un gran funcionamiento colectivo, encontró dos goles rápidos de la mano de Gonzalo Bergessio, que sigue siendo clave a la hora de recibir el balón de espaldas para girar y rematar al arco. Vale resaltar el buen partido de Brian Ocampo, quien puso una asistencia en el primer tanto y fue responsable directo de la segunda anotación del argentino.

Martín Ligüera colocó un sorprendente mediocampo con Joaquín Trasante, Rafael García y Felipe Carballo. Precisamente, el juvenil fue clave a la hora de quitar la pelota y fue uno de los aciertos del nuevo entrenador tricolor, que tendrá varios días para preparar las finales. En el Depor no se pudo observar el juego ofensivo que venía mostrando en los últimos encuentros, pero tuvo a Facundo Batista encendido, como es costumbre, para complicar a su rival y ponerle suspenso a la definición.

A la misma hora jugaban Boston River y Liverpool en el Estadio Centenario. El elenco de La Cuchilla pagó muy caro el hecho de perder a Juan Ignacio Ramírez y Camilo Cándido por suspensión. El campeón del Apertura no tuvo la misma intensidad que en juegos anteriores, y se complicó solo, más aún con la expulsión de Agustín Dávila. El fusionado por su parte, salió a jugar como una verdadera final, teniendo a Ruben Bentancourt focalizado en ofensiva, y llevándose los tres puntos de la salvación gracias a un tanto del centrodelantero.

En otro partido clave, Cerro Largo, que peleaba la clasificación a la Sudamericana, recibía a Defensor Sporting, que se jugaba seguir en la máxima categoría o jugar en Segunda División. El clásico pasto alto del Ubilla de Melo fue un atenuante para ambos. El elenco violeta, de la mano de Eduardo Acevedo, salió a jugar con varias modificaciones, teniendo en cuenta lo que se jugaba. Ni siquiera el cambio de esquema hizo que la visita juegue bien, y en ningún momento pudo lastimar al Arachán, que sabía que un empate le bastaba para ser internacional nuevamente. No hubo tiempo para más y los jugadores del equipo montevideano rompieron en llanto tras consumarse el descenso a la Segunda División Profesional después de cinco décadas.

De esta manera, Nacional accedió a la fase de grupos de la Copa Libertadores, mientras que Montevideo City Torque, Cerro Largo y Fénix sellaron la clasificación a la Copa Sudamericana. Solamente resta un cupo para cada certamen, que dependerá exclusivamente del partido que disputen Liverpool y Rentistas el próximo miércoles por la semifinal del Uruguayo. En caso de que el bicho colorado gane, ingresará a la Copa Libertadores y mandará a Peñarol a jugar la Sudamericana, en cambio, si ocurre lo opuesto, será el mirasol quien juegue la Libertadores y los de Capuccio la Sudamericana.

En la Copa Sudamericana, Torque se medirá con Cerro Largo y Fénix contra Rentistas o Peñarol. El ganador de cada llave, ingresará de forma directa a la fase de grupos. Por el torneo local, el bicho colorado u el negriazul definirán quién será el campeón en dos juegos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *