Liverpool venció 4-0 a Nacional en una noche poco ventosa en el Parque Central, siendo esta consecuente del título del Torneo Clausura para el equipo negriazul.

El partido por parte de los dirigidos por Jorge Giordano, comenzaba presentando defensas zonales, que durante los primeros 7′ dieron seguridad en los tricolores, teniendo en cuenta a que Juan Ignacio Ramírez se encontraba bloqueado por el fondo albo. A pesar de la firmeza defensiva de los bolsilludos, la propuesta en ataque era irreal. Poco tiempo después los negros de la cuchilla aprovecharon la ineficacia de Nacional en ataque, para establecer al «pressing» como modelo defensivo, sabiendo que de a poco le inquietaba el partido al dueño de casa.

A los 14′ Jean Rosso es quien se encarga de abrir el marcador en La Blanqueada, luego de que Hernán Figueredo ejecute un pase rastrero al borde del área, tomando referencia a la jugada preparada por los dirigidos por Marcelo Méndez provocando el desplazamiento de marcas en el córner. El dominio de la visita se imponía en el terreno de juego, agregando que a los 21′ Alan Medina aumenta el score (2-0) para el equipo negriazul tras el doble error cometido por Emiliano Martínez en el mediocampo, haciendo hincapié a la pérdida de balón y la apertura de espacio para que su oponente defina con éxito. De esta manera, el peligro en el arco de Sergio Rochet se notaba con más frecuencia, pero Juan Ignacio «Colo» Ramírez no se encontró sólido a la hora de solucionar sus dos ocasiones claras de gol.

El segundo tiempo empezaba con intensidad notoria por parte de Nacional, debido a que la desventaja en el marcador lo obligaba al desgaste físico, usando de modelo defensivo el «pressing». Por otra parte Liverpool se mostraba sereno en todas sus áreas aprovechándose de la ansiedad por parte de los dirigidos por Jorge Giordano, aunque en algunas ocasiones de ataque directo de los albos; los tricolores tendían a descontar en el marcador, pero Gonzalo Bergessio se encontró totalmente negado por la defensa negriazul, logrando así que su partido sea 100% intrascendente.

De a poco el trámite ofensivo de Nacional iba desapareciendo, luego de que los dirigidos por Marcelo Méndez se muestren firmes y seguros con las defensas mixtas, que en ciertas oportunidades generaban peligro en el arco de Sergio Rochet tras los constantes contragolpes de la visita. Poco tiempo después, Leodán González cobra penal a favor de Liverpool, luego de un agarrón por parte Renzo Orihuela en el corazón del área a Juan Ignacio «Colo» Ramírez. El cual a los 75′ el histórico goleador negriazul convierte para que el partido se encuentre 3-0, y de a poco liquide la historia en el Parque Central.

El tiempo corría, y la intrascendencia colectiva de los dirigidos por Jorge Giordano se hacía notar en todo el terreno de juego. De esta manera los negros de la cuchilla mostraban cada vez más dominio y jerarquía, logrando de esta manera sentenciar la historia a los 92′ con el gol de Gastón Pérez con goleada 4-0.

Algo importante para destacar son los últimos 560 días del equipo del barrio Belvedere, teniendo en cuenta a su conquista de títulos entre ellos el Torneo Intermedio 2019, Supercopa 2020 y el Torneo Clausura 2020. Lo curioso de dichos campeonatos, es que los tres fueron con distintos entrenadores (Paulo Pezzolano, Román Cuello y Marcelo Méndez).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *