Pasó la fecha número 12 del Torneo Clausura y en Fútbol Club analizamos los resultados que se dieron, que comienzan a definir las posiciones en la tabla a falta de tres jornadas.

Por Mariano Durán

El viernes se abrió una nueva etapa con una final por el descenso. Boston River, que había comenzado muy bien el Clausura, pero que estuvo ocho fechas consecutivas sin ganar, se encaminó a tiempo y cosechó dos triunfos en los últimos dos fines de semana. El fusionado le ganó en la hora a Defensor Sporting y lo dejó sin técnico gracias a un gol de Leandro Lozano. El rojiverde se jugará la ropa para no descender en las siguientes instancias y jugará nada más y nada menos que con Danubio, que no tiene margen de error si es que quiere mantener la categoría.

Precisamente, el franjeado recibió a Nacional el sábado, con la obligación de ganar para no descender. La realidad es que Leonardo Ramos planteó un excelente esquema, poblando la mitad de la cancha y anulando totalmente al mediocampo tricolor, que es lo más claro que tiene el equipo de Jorge Giordano. Los albos salieron a jugar sin actitud, tomando este duelo como uno más, y sin Gonzalo Bergessio, los danubianos los vencieron en los descuentos con una gran actuación de Nicolás Siri. Además del mencionado, el Pumita Rodríguez fue vital, y jugó como para decirle a los grandes del fútbol uruguayo «acá estoy». El lateral con pasado en la selección uruguaya sub20 cerró muy bien su sector y además se proyectó constantemente al ataque por su banda. Precisamente, el gol del triunfo viene por una subida de él, que eludió a tres futbolistas previo a que el balón ingrese en Jardines.

Por primera vez en mucho tiempo se vio fallar a Sergio Rochet en el segundo gol, pero hay que mencionar algo, de no ser por el arquero, el resultado hubiese sido más abultado. Ahora, el conjunto de La Curva deberá ganar los próximos tres partidos que se le vienen si es que quiere salvarse de jugar en Segunda División. También, la visita pagó caro el flojo rendimiento de Renzo Orihuela, que venía siendo un caudillo en la zaga, tapando los errores de los compañeros desde hace ya mucho tiempo. El juvenil de 19 años entró pasado de revoluciones y estuvo a punto de ser expulsado, por lo que el director técnico tuvo que sacarlo para evitar que esto suceda.

Pasamos a analizar a Liverpool, que sacó chapa de campeón y derrotó al darsenero, pese a empezar perdiendo. La mano de Marcelo Méndez se nota cada vez más, y también se notó el trabajo en la pelota parada, ya que el negriazul convirtió dos tiros libres a través de remates de dos defensores: Christian Almeida y Franco Romero. El elenco de La Cuchilla le sacó cinco puntos a sus escoltas, Nacional y Peñarol. En el próximo juego frente a los bolsos se verá si están para ser campeones del Torneo Clausura con soltura, o si llegarán asfixiados a la última fecha, ya que en caso de caer, el líder de la tabla anual y el mirasol se podrán poner a dos unidades, restando seis por disputarse.

Por último, en lo que fue el encuentro de la etapa, Montevideo City Torque jugó ante el carbonero en el Estadio Centenario, sabiendo que el equipo que cayera, prácticamente iba a hipotecar sus chances de pelear el Campeonato Uruguayo y también la oportunidad de clasificar como Uruguay 2 a la Copa Libertadores.

Los dirigidos por Pablo Marini mostraron un rendimiento fantástico en la primera mitad, con transiciones rápidas, varios remates al arco y sin dejar a su rival llegar con claridad a la valla defendida por Fiermarín. El chileno, Marcelo Allende, jugó e hizo jugar a los ciudadanos, donde también se vio una férrea marca en la zaga, sobre todo por parte de Diego Arismendi.

Todo lo bueno que había hecho Torque en los primeros 45 minutos se vino abajo en el complemento. Quizás por exceso de confianza, quizás por cansancio o por mérito del rival, el equipo locatario se borró del segundo período y Peñarol aprovechó para darle un mazazo. El ingreso de Ariel Nahuelpan cambió todo. Pese a no convertir, el argentino fue clave presionando a la línea defensiva para forzar errores. Agustín Álvarez Martínez se ha convertido en una pieza clave del aurinegro y no para de convertir goles importantes, y si sigue de esta forma, el mirasol tendrá grandes chances de luchar por el Torneo Clausura, sabiendo que en la próxima jornada se enfrenta Liverpool con Nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *