Golpe duro de visita

Nicolás Monrhayt

Danubio derrotó 2-1 a Nacional en una tarde soleada en Jardines del Hipódromo, que de a poco lo deja fuera de la lucha por el título del Torneo Clausura.

El partido comenzó con intensidad por parte del equipo danubiano, presentando defensas mixtas, con las cuales la defensa tricolor se sintió débil, pero la seguridad de Sergio Rochet impedía abrir el score. Los dirigidos por Jorge Giordano no encontraban soluciones para proponer en ataque, lo que permitía mejor dominio de la franja. Poco después a los 23′ Thiago Vecino es quien se encarga de abrir el marcador para los albos, cuando su equipo no pasaba por un buen momento en el cotejo. Esto le permitió a la visita sentirse con confianza y seguro a la hora de proponer su ataque posicional, además de anticiparse de manera sólida en defensa.

La alegría iba a durar poco para Nacional, debido que a los 41′ Nicolás Siri empata 1-1 el partido, luego de que Guzmán Corujo habilitara con total libertad al delantero danubiano. El gol fue un incentivo para los dirigidos por Leonardo Ramos, logrando enfocarse con otra dinámica en la segunda parte. Por el lado de la visita, el mismo le cambió el aspecto deportivo. Es sabido que analítica y estadísticamente los goles en contra más cercanos al entretiempo son los más difíciles de afrontar para jugadores y cuerpo técnico.

El complemento iniciaba para los tricolores jugando al modelo defensivo «pressing», teniendo en cuenta que los franjeados presentaban como sistema ofensivo el ataque rápido. Por momentos Nacional rompía las líneas defensivas de Danubio, pero la definición no fue eficiente. A corto plazo los papeles se invertían, y los danubianos aprovechaban los déficits tricolores en el fondo, que luego provocarían la tarjeta amarilla de Renzo Orihuela para que la visita tenga ambos zagueros amonestados. Poco después la desesperación de Nacional, le permitía a los dirigidos por Leonardo Ramos sacar ventaja ante el mal repliegue albo.

Minutos más tarde se daban los ingresos de Ignacio Lores, Santiago Ramírez y Mathías Laborda, para cambiar el ritmo de juego. El cambio de defensa se debe a que ambos zagueros se encontraban en un panorama complicado; mientras que las salidas de Pablo García y Gabriel Neves fueron para cambiar el sistema táctico y estratégico. Los ataques visitantes tendían a ser peligrosos para el arco de Danubio con los regates presentados por el sector de Brian Ocampo, pero la falta de ayuda no le jugó a favor a su equipo. Sobre el final, a los 91′ Javier Méndez pone en ventaja a los danubianos, luego de aprovechar el rebote que dio Sergio Rochet tras el disparo de José Luis «Pumita» Rodríguez. Dicho gol le da otra expectativa y dinámica a los equipos en zona de descenso, sabiendo que los comprometidos son Danubio, Deportivo Maldonado, Boston River y Defensor Sporting.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *