Nacional venció 2-1 a Defensor Sporting en una noche serena en el Parque Central. La buena fluidez de balón por parte del mediocampo tricolor resultó ser un superávit.

El encuentro iniciaba intenso para la visita, teniendo en cuenta la situación compleja que atraviesan los dirigidos por Gregorio Pérez con respecto al descenso. Pese a la injerencia que buscaban los violetas en ataque, el conjunto albo planteaba defensas mixtas, que por momentos se presentaba seguro el marcaje principalmente por el sector de Renzo Orihuela. En algunos instantes el ataque violeta lograba concretar propuestas ofensivas, pero la definición al arco no estuvo sólida. Con el correr del partido, Nacional cambió su actitud dándole más trascendencia al mediocampo, generando así el ataque posicional basado en predominar el juego en la posesión de balón, que en los últimos tiempos es frecuente en Nacional.

A los 22′ Felipe Carballo es el encargado de abrir el marcador en los tricolores, generando así desorientación e inseguridad en defensa en los dirigidos por Gregorio Pérez. De este modo Jorge Giordano se empezaba a tomar el partido con serenidad por el gol, además de que su equipo juegue firme y seguro. Sobre los últimos instantes de la primera mitad la visita lograba poner enfocarse en el ataque, generando así peligro en el arco de Sergio Rochet, pero no resultó efectivo.

El complemento comenzaba con otra actitud de Defensor Sporting, logrando hacer un partido dinámico, además del interesante juego que brindaban ambos equipos. Poco después, nuevamente Felipe Carballo a los 54′ aumenta el score para ampliar la ventaja de los albos en su estadio, que al momento le dio más serenidad al equipo. Aunque a los 63′, Facundo Milán descuenta en el marcador para Defensor Sporting, dándole así otro enfoque a la visita en su juego de cara al final. El mismo (gol) concluyó en más injerencia ofensiva con el ingreso de Luciano Boggio.

El panorama se empezaba a complicar en los tricolores cuando a los 81′ expulsaban a Gonzalo Bergessio, en una situación que claramente es de tarjeta roja, sabiendo que en la misma incidencia también hay un golpe con la mano en el rostro del jugador violeta. De esta manera Nacional perdía un referente en cancha como el delantero corbobés, pero la ansiedad por parte de Defensor Sporting concluyó en el triunfo tricolor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *