Nacional venció 2-1 a Montevideo City Torque en el Estadio Charrúa, que lo lleva a no perder enfoque de cara a un posible bicampeonato. Se destaca que es el actual líder de la tabla anual, además de que parcialmente se ubica en la cima del Torneo Clausura.

Los primeros minutos de juego hubo amplia superioridad futbolística por parte de los dirigidos por Pablo Marini, siendo este mediante ataques posicionales para luego generar espacios libres en ofensiva, y luego filtrar balones al ataque. Peligro y propuesta hubo en el planteo del conjunto celeste, pero la definición de jugada le fue inversamente proporcional. Los dirigidos por Jorge Giordano demostraron un mal rendimiento, sumado a la inseguridad de generar juego fluido, además de una defensa desordenada e ineficaz.

El partido de a poco empezaba a caer en proyecciones ofensivas, lo que llevó a los tricolores, enfocarse en el modelo defensivo «pressing» para generar inquietudes en Montevideo City Torque, y de este modo poder darle fluidez al juego. A los 41′ Felipe Carballo abre el marcador para los albos tras el error de Christopher Fiermarín, que a largo plazo en el partido le da tranquilidad y seguridad a los tricolores. Poco después mediante un contragolpe con asistencia de Brian Ocampo, Gonzalo Bergessio es el encargado de continuar la historia en el Parque Rivera. Se destaca en estudios que los goles más cercanos al entretiempo, son siempre los más difíciles para reestructurar el partido de cara a la segunda mitad.

En el segundo tiempo comenzaban a invertirse los papeles respecto a los primeros minutos de la primera parte, sabiendo que en este caso fue Nacional quien aprovechó el nerviosismo de Montevideo City Torque, para darle solidez al juego. La defensa tricolor tenía dominio de las situaciones ofensivas del conjunto celeste, siendo seguro en las anticipaciones en el modelo zonal. Aunque a los 68′ el recientemente ingresado Sebastián Guerrero se encarga de descontar en el marcador, y así darle otra dinámica al partido. De a poco los dirigidos por Jorge Giordano se encontraban inseguros e ineficaces ante la propuesta ofensiva del conjunto ciudadano, aunque una vez más fue Sergio Rochet el encargado de salvarle el partido a Nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *