VICTORIA ESPECIAL


En una noche muy emotiva para Fabián Estoyanoff, Peñarol ganó 2-1 un partido que le permite ilusionarse con la remontada.

Ya habíamos anticipado que el de éste sábado era un duelo por 6 puntos y así lo jugó el equipo de Larriera. Un equipo que logró no desesperarse en los primeros 30 minutos cuando era dominado por Boston River y que en el segundo tiempo con el ingreso del Lolo tuvo unos muy buenos primeros 15 donde sacó la diferencia que a la postre le dió la victoria.
Luego Peñarol quizás tuvo esa dosis de fortaleza defensiva y suerte en algún momento, de la que había carecido en los primeros duelos. Por eso resistió los embates de un rival que en el final demostró porque llegó como justo puntero.

Sobre el «lolo» decir que fue decisivo entrando en un partido donde jugó por su amigo Morro y que la imagen de su festejo quedará en la memoria de todos los fútboleros. Una momento icónico, para recordar que ésto es simplemente un juego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *