En lo vertiginoso que nos presenta este torneo Clausura, que cuando pestañas dejaste atrás un clásico y ya casi sin darte cuenta vislumbras el próximo partido propio del diagrama impuesto.

En esta oportunidad, se veían las caras Peñarol y Boston River, con miradas totalmente distintas. El sastre peleando por mantener la categoría, a pesar de que estaba teniendo un gran comienzo de Clausura, mientras que Peñarol ya casi olvidado de la Anual, pensando en el torneo que da cierre al año para definir la temporada.

Boston River, quien ofició de local en nuestro máximo escenario deportivo, formando con Falcon en el arco, la linea final de 4 hombres con Alvarez, Gorga, Valdez y Lozano, la mitad del campo tuvo a Alberti y Romero dividiendose la zona central, con Olaizola y Larrosa por los extremos, para que en ofensiva estuvieran Rigoleto y Bentanourt.

Peñarol por su parte, tenía varios cambios, con respecto al equipo que había disputado el clásico, algunas obligadas por lesión, otras por expulsión.

Pues entonces, Larriera dió lugar a Dawson bajo los tres palos, Gonzalez estuvo en el lateral derecho, Abascal y Kagelmacher en la zaga, y Piquerez por izquierda. Gargano fue el eje de la mitad del campo con Trindade y De Los Santos como laderos, Torres algo mas suelto, atacando Britos y Alvarez Martínez.

Un gran planteo de los dirigidos por Juan Tejera, un equipo muy intenso, que cortó los circuitos que caracterizan a los equipos de Larriera, la presión alta y casi siempre efectiva, hizo que Peñarol no pudiera encontrarse en el partido, cometió errores permanentes en salida, y por momentos no daba 3 pases seguidos, tan es así que podría contabilizarse una sola chance de gol del carbonero, que contuvo sin problemas Falcon.

El Sastre sin embargo, pudo abrir el marcador en varias oportunidades, Rigoleto fue inquieto y siempre complicó a las espaldas de Piquerez, que va muy bien al ataque pero no consigue retroceder para defender con eficacia, Bentancourt siempre fue referencia de la defensa, con su vivacidad y potencia generó inconvenientes. Dawson tuvo que actuar en varias oportunidades para salvar el 0, y aveces las malas definiciones o la poca efectividad hicieron que el partido se fuera empatado en la primera mitad.

El segundo tiempo, fue distinto Peñarol tuvo unos primeros minutos interesantes, y se podría concebir que desde el ingreso de Estoyanoff hubo 15 minutos donde el carbonero inclinó la cancha y fue efectivo. De una jugada de pelota quieta, perdieron la referencia de marca y el «lolo» remató con mucha calidad y puso el 1-0, injustificado, pero el fútbol no es de merecimientos. Y por si esto fuera poco, 7 minutos después del gol del apertura, Alvarez Martinez anotó el segundo para ampliar el marcador y así darle un golpe casi de KO al conjunto de Tejera.

Asimismo, los goles no fueron la tranquilidad suficiente para los de Larriera ya que Boston River no bajó los brazos, llegó al descuento y tuvo chances claras como para empatarlo, pese a que no pudo conseguirlo, otra vez pecando de ineficaz.

A los 20 del segundo, un penal que transformó en gol Ruben Bentancourt y que le dio otro toque de incertidumbre a los últimos 25’ del partido, aunque el marcador no se volvió a mover y Peñarol consiguió tres puntos muy importantes y el Sastre perdió la punta del Clausura, aunque su objetivo está abajo.

En el pecado estuvo la penitencia de un conjunto de Tejera, que fue superior en gran parte del partido pero no logró cristalizar las chances que tuvo.

Para Peñarol, algunas dudas que sigue generando el equipo, la generación de fútbol, Piquerez bien yendo al ataque no tan bien defendiendo y Rigoleto demostró esa falencia, Gonzalez correcto en defensa, pero no genera ofensivamente, y lo que queda claro es que si Torres no ofrece salida, el equipo se vuelve inoperante.

Victoria, 3 puntos, y a pensar en lo que viene, Boston River piensa en su próximo encuentro para seguir sumando, deberá mejorar en definición para poder soñar con la permanencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *