Obligado por la tabla y en una tarde donde el sol y el fútbol aparecieron en cuentagotas, Peñarol ganó 1-0 previo al clásico.

Al igual que en las dos primeras fechas del clausura, el manya empezó en ventaja, pero esta vez se robusteció con volantes de marca y se llevó tres puntos impostergables.

En el global la victoria fue merecida y llegó tras una conexión entre Torres y Piquerez, que fueron de lo mejor en un equipo al que le costó mucho superar la férrea marca propuesta por Danubio. En defensa el DT manya seguramente se quedó con la preocupación de alguna dificultad área ante un rival que fue muy limitado ofensivamente.

En definitiva el futuro, en especial el cercano con el clásico, puede determinar la importancia de la primera victoria de la era Larriera. Si gana, habrá sido decisiva.

Por Iván Antúnez

Vergarense, periodista y futbolero enfermizo. Actualmente integrante del equipo de @futbolclubuy e @infoTNU. Antes en @RadioUruguayuy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *