Tocó Fondo

El clausura con sus vicisitudes continúa, a ritmo cansino, el mismo que demostró Nacional en el Ubilla de Melo.

El encuentro aparecía como interesante en principio, por varias situaciones, primero; lo duro que se hace el arachan en su reducto, segundo; lo que estaba en juego en la tabla, tercero; la victoria del City en la mañana que le ponía mas presión a ambos en la Anual, y las condicionantes que tenía por la magra producción en la final del Intermedio por parte del tricolor, y la segunda mitad del partido ante Rentistas, más allá de la resistencia que a esta altura es insubsanable con la hinchada alba.

El tricolor viajaba a tierras arachanas con un esquema que en la era Giordano, ha sido la que más resultado le ha dado. A la falta de Carballo por sobre carga muscular, el entrenador le dió el ingreso a Neves, que retornaba luego de la expulsión, y tocó el extremo por izquierda dandole ingreso a Pablo García en lugar de Trezza.

Pues entonces; Nacional conformó a Rochet en la retaguardia, Mendez, Corujo, Orihuela y Oliveros en la clásica línea de 4, Martinez como centro, con Neves y Trasante a sus costados, para que ofendieran García y Ocampo como punteros, siendo el centro de ataque Bergessio.

Por su parte, el equipo de Danielo Nuñez hizo una estrategia espejo a su rival, algo que el entrenador ya había adelantado, manifestando las falencias defensivas que tenía el tricolor y a quien consideró que había que atacarlo. Por lo cual Aguerre estuvo bajo los tres palos, la línea de 4 de Etcheverry, Brasil, Mac Eachen, Ferreira, tres volantes en la mitad del campo con Pereira y Dorrego por afuera, con Cayetano de interior, atacando Borges como centro, Hugo Dorrego por izquierda y Facuando Rodriguez por derecha.

En líneas generales el arachán fue muy superior, tácticamente el entrenador del interior logró maniatar a los de Giordano, controló la mitad de la cancha, Brasil neutralizó en todo momento a un desdibujado Bergessio, y de no ser por las intervenciones de Rochet o el disernimiento de Cerro Largo, Nacional podría haberse venido sin nada, que a la postre hubiera sido lo más justo, por lo que fue el trámite del partido.

Ahora bien, nos interesa analizar estrictamente lo táctico, y para ello debemos decir que es sorprendete que un equipo grande no tenga un tiro al arco, y que lo más cerca haya estado hasta tres cuartas canchas.

Giordano no supo entender nunca el libreto, se lo vió permanentemente ofuscado con sus dirigidos, las transiciones eran cancinas, el diagrama no le funcionó, García lejísimo de ser el jugador de antes de la lesión, con muchísima falta de toma de decisiones, nuevamente Ocampo fue Ocampo, un jugador que no justifica tener minutos, mucho menos ser titular en un equipo como Nacional, porque es un jugador que solo logra discernir si le sale la primera jugada, de lo contrario pasa a ser un jugador nominal.

Ni hablar de lo bajo de Bergessio, pero aún más sorprendente es que no le funcionó la mitad del campo, es que el propio entrenador había colocado al comienzo de su mandato y que a la postre le había dado muy buenos resultados. Se nota el cansancio de Martinez, la inactividad oficial de Neves, y Trasante muy desordenado con la pelota.

La defensa, un párrafo aparte; Oliveros esta muy bajo en su nivel, y lo que es llamativo, ni ataca bien, algo que ya no hacía, pues parece sentir más la función central que la de lateral, pero lo que sorprende es que ya ni defiende bien. Corujo tuvo muchos problemas para contener a Borges y el equipo tricolor pudo haberla pasado muy mal.

Futbolísticamente fue su peor partido, tácticamente el floridense no le encontró la vuelta, y me animaría a decir ni la buscó, se guardó tres variantes, demostrando que el plantel todavía le falta mucha maduración, y no tiene la ductilidad que mostró tácticamente el entrenador con el plantel al comienzo de su interinato.

Lo de Danielo Nuñez ya no es sorpresa, se rebusca con lo que hay, no se queja, viaja permanentemente, pero da pelea en cuanto campeonato juega.

Ayer le ganó la pulseada táctica, y futbolística a su colega, tuvo todo para ganar el partido, los Dorrego estuvieron en gran nivel, las transiciones fueron perfectas, se vió un equipo dinámico, con cambios de ritmos muy interesantes para ser el inicio de la temporada, físicamente mucho mejor que su rival, y en la única cuenta pendiente que tuvo fue la de convertir, tuvo las chances pero el fútbol es por concreciones y no merecimientos.

Nacional tocó fondo, sino hay un revulsivo, la era Giordano será otro amor de verano, ya no lo banca la hinchada, y los dirigentes comenzaron a mirar para otro lado.

Futbolística y tácticamente, ayer erró por todos lados, y murió con los ojos abiertos.

Todo esto lo disfruta el City Torque, que se acerca y de seguir así Rentistas se le pone a tiro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *