Cruzamos el charco para dialogar con uno de los tantos rioplatenses que militan en el fútbol español. Nuestro destino es la localidad Alcalá de Guadaíra en Sevilla en donde juega Braian Sanabria, mediocampista argentino de 22 años, que defiende los colores del CD Alcalá en la División de Honor Senior (Quinta División). Sin problemas, el joven de Villa María, Córdoba, nos atendió y contó su historia en nuestra Lupa Rioplatense.

ENTREVISTA A BRAIAN SANABRIA

P: ¿Cómo fueron tus comienzos en el fútbol?

R: “Mis primeros pasos fueron por parte de mi papá que me llevó a la escuelita de Baby fútbol de San Martín en Villa María. En inferiores comencé en Deportivo Argentino donde tuve a Cristian Romero de técnico y arranque jugando de “6”. Con edad de 5ta División me fui a Universitario, también de Villa María, donde estuve hasta los 18 años y entremedio, a los 16, me fui un año a Talleres de Córdoba. Además, tuve varios acercamientos con equipos de AFA como San Lorenzo y Rosario Central que por diversas cuestiones no se dieron. Seguí insistiendo y me fui a jugar al Blooming de Bolivia donde jugaba en la Primera A. Estuve alrededor de nueve meses y regresé al fútbol de Villa María, ya con otra mentalidad y salimos campeones con el Atlético Ticino. Luego de eso, surgió lo venir a España”.

P: Me gustaría quedarme ahora con el detalle que mencionaste de la posición donde arrancaste. Comenzaste jugando de “6” y hoy sos volante creativo. ¿Qué técnico te puso más arriba o fue una decisión más personal tuya con el paso de los años?

R: “Con Cristian Romero arranqué de “6” y después agarró Martín Conti. Pero siempre fue mi papá quien me impulsó y hablaba por mí cuando era más chico. Siempre me decía “tenes que encarar más, encara más” y fue Martín Conti quien me puso de volante. Después cuando me fui a Universitario, Luis Fassi, me puso de volante por afuera y Pato Bernado también me hizo jugar en esa posición cuando debuté a los 16 años en Primera. Creo que fue mi viejo quien me impulsó a seguir jugando más arriba en la cancha y gracias a Dios, estoy dando los frutos en esta posición. Alemán, el nuevo técnico del CD Alcalá, me coloca en distintas posiciones porque me dice que tengo las cualidades para jugar en todas las posiciones del mediocampo y en el último juego me puso de Falso 9”.

P: Bien el accionar de los técnicos en probarte como volante y hoy, cómo bien remarcas, está dando sus frutos. Siguiendo con tu trayectoria, ¿cómo se da tu llegada al Blooming de Bolivia? ¿Cómo te fue en esos nueve meses?

R: “Gracias a Dios hoy los técnicos ven ese polifuncionalismo que puedo cumplir dentro de la cancha e intento dar lo mejor de mí. Al fútbol boliviano llegué ahí por medio de mi cuñado Luis Pérez, ya que un amigo de él le preguntó por mí porque me había visto jugar un par de veces y por medio de otro empresario me llevaron a Blooming. Estuve nueve meses y puedo destacar que tuve un muy buen preparador físico, con quién sigo teniendo relación. Es otro nivel de fútbol, entrenas con un plantel profesional de fútbol y eso cambia muchas cosas: la exigencia, el rendimiento y eso es la diferencia que veo con la Liga Villamariense. Aun así, creo que la calidad de los jugadores que hay en Villa María es notable para poder saltar a otro nivel. Creo que hay jugadores de muy buen pie”.

P: Luego de tu paso por el Blooming, leí que hubo un acercamiento del Olympique de Marsella de Francia para contar con tus servicios. ¿Por qué no se terminó dando?

R: “A las dos semanas que llegué al Blooming, un grupo de empresario se comunicó con mi representante porque me quería llevar a jugar a otro lado. Primero a Colombia, los clubes eran La Equidad y Junior de Barranquilla y después surgió la posibilidad de dar el salto a Francia, ya que tenían un convenio con el Marsella. Se termina mi temporada en el Blooming, vuelvo a Villa María y en ese transcurso, se realizaban las negociaciones para llevarme a Francia. Por intermedio del representante de Lucas Ocampos, pude charlar con Lucas y su representante me dijo que ya habían mandado desde el club un pre-contrato. Era verídico, pero no llegaba a ser oficial porque Zubizarreta (quién era el Director Deportivo del Olympique de Marsella) no lo había firmado”.

“Por otro lado, me entero que al que era mi representante (Gonzalo Aciar), le habían dado el dinero para llevarme a Francia y él se enojó conmigo porque yo quería jugar el Torneo Federal con Universitario. Tuvimos un cruce de palabras y me dijo que quería romper el contrato conmigo, yo dije que no estaba todo bien y me dejó en la nada. Eso es el por qué no pude llegar a Francia”.

P: Mal el accionar de quien era tu representante y por otro lado, destaco la buena predisposición de Lucas Ocampos con quien pudiste hablar cálculo sobre el club, las instalaciones y la ciudad. Seguiste tus pasos en el Atlético Ticino de Villa María, ¿cómo te fue allí?

Fuente: Braian Sanabria

R: “También quiero recalcar lo de Lucas conmigo y con mi papá con quien habló mucho. En ese momento fue un golpe duro para mí y para mi familia también, pero nunca bajé los brazos. Dejé de jugar nueve meses hasta que Vicario, técnico de Atlético Ticino, se comunicó conmigo para jugar ahí y gracias a mi papá le dije que sí. Antes de eso, tuve un intercambio de palabras para venir a jugar a España, pero por la cuestión del COVID-19 quedó todo en la nada. Creo que en Ticino no pude dar lo mejor de mí porque no estaba bien anímicamente y hoy en día estoy acá en CD Alcalá gracias al apoyo de mis seres queridos”.

P: Siempre le da un plus contar con el apoyo incondicional de tu familia. Actualmente estás en el CD Alcalá de la División de Honor Senior (5ta División) y, siguiendo un poco la línea que mencionabas anteriormente, ¿cómo te sentís hoy en relación a tu rendimiento?

R: “Claro, nunca voy a dejar de luchar por mis sueños. Me siento muy cómodo en el club, muy contento con el grupo que se formó, con la parte del cuerpo técnico. Aún no me siento al 100% para dar todo de mí, pero también es porque hacía año y medio que no jugaba. Llevo marcados cuatro goles y creo que puedo seguir sumando al entrenar día a día”.

P: Pasando a hablar sobre tu estilo de juego, ¿a qué jugador o jugadores tenes de espejo?

R: “Miro mucho a Lucas Ocampos que juega en mi posición, también me gusta mucho la manera de jugar de Neymar. Intento imitarlos a ellos, veo sus partidos para aprender y tratar de mejorar día a día”.

P: Para cerrar, me gustaría preguntarte sobre el CD Alcalá. ¿Con qué club te topaste?

R: “Cuando llegué al club, me sentía como en casa. Las personas con las que me encontré me hacen sentir muy bien, entienden la distancia a la que estamos de nuestras familias. Así que de eso no tengo ninguna queja y con los compañeros ya formamos una familia dentro y fuera de la cancha. Somos un grupo muy unido y eso es lo más importante, sentirse bien con el grupo y aportar lo que más pueda”.

Por Michel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *